DESTACADAS

GNF acusa a Colombia de “agresión” por Electricaribe

GNF acusa a Colombia de “agresión” por Electricaribe

En un comunicado de prensa la compañía española dice que dicho informe hace parte de una “táctica de presión y hostigamiento contraria al respeto y garantías que debe ofrecer el Estado”.

Gas Natural Fenosa, dueña mayoritaria de las acciones de Electricaribe, calificó como una “agresión” el informe de la Contraloría General de la República que asegura que la comercializadora de energía usó la plata de los subsidios de los usuarios más pobres, entre 2011 y 2017, para disminuir las pérdidas de la empresa. El ente de control asegura que dejó de descontar en 48 millones de facturas en la Región Caribe la suma de $216.894 millones.

En un comunicado emitido este martes desde Madrid, Fenosa dice que dichas agresiones serán puestas de manifiesto ante el tribunal internacional que inició por la “ilegítima expropiación” de su inversión en Electricaribe.

Para la compañía española, este tipo de situaciones hacen parte de una “táctica de presión y hostigamiento” que va en contra del respeto y las garantías que debe ofrecer el Estado colombiano a los inversionistas.

También advierte que solicitó su vinculación, como tercero interesado, en las actuaciones que desarrolla la Contraloría, con el fin de “aportar los elementos de juicio y pruebas que demuestran lo errado de las conclusiones del informe del ente de control”.  Según Fenosa, la solicitud no afectada por la Contraloría, por lo que considera que se está “afectando su buen nombre y el de los funcionarios pasados y presentes de Electricaribe”.

En la comunicación, Gas Natural Fenosa dice que los recursos del FOES fueron “rigurosamente aplicados” mientras ellos estuvieron al frente de la comercializadora de energía y que se sigue haciendo después de la intervención porque la misma metodología se continuó usando más de seis meses después de la toma de posesión por parte de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios.

Según GNF, los subsidios se aplicaron al consumo de energía de los usuarios residenciales de los estratos 1 y 2 de las Zonas Especiales (barrios subnormales, zonas de difícil gestión y áreas rurales de menor desarrollo) que estaban sujetos a esquemas de medición comunitaria definidos por las normas colombianas.

“Una vez aplicados los recursos del FOES a las facturas de los usuarios beneficiarios de los mismos, estos fueron utilizados para el pago de la energía.  Todo lo anterior con constancia que en el Consejo de la Sociedad y en los reportes que se hacían preceptivamente a los diferentes organismos de control”, explicó Fenosa.

Otro de los argumentos que expone GNF en su defensa es que la aplicación de los subsidios se hizo en todo momento con base en las normas vigentes y con pleno conocimiento de la Junta Directiva, las autoridades de vigilancia y control colombianas, incluyendo el Ministerio de Minas y Energía, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios (SSPD) y la Procuraduría General de la Nación, “sin mediar cuestionamiento alguno”.

En ese sentido, asegura que la misma Superintendencia, al resolver recursos interpuestos por los usuarios, confirmó decisiones de la empresa con el criterio de aplicación del FOES que hoy se cuestiona, “lo que descarta de plano cualquier modalidad subrepticia o fraudulenta”.

Igualmente indica que Electricaribe no estaba obligada a asumir un aporte a los usuarios. “Mal podría entonces haberse apropiado de recursos del FOES para disminuir dicho aporte, como se reporta”, afirma la firma española.

Finalmente, Gas Natural Fenosa dice en su comunicado que “nunca ha recibido dividendos de Electricaribe”, por lo que considera que “es falso” afirmar que la empresa española “se ha enriquecido con la operación de una compañía de la que no ha recibido un centavo en utilidades”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas leidos

Smiley face
To Top