ACTUALIDAD

Aida Merlano: ¿Villana O Vítima?

aidamerlano_0

La carrera política de Aida Merlano Rebolledo se desplomó como un castillo de naipes tras dos hechos que han causado revuelo en el país: el operativo en Casa Blanca el 11 de marzo de 2018 por compra de votos y la fuga protagonizada el pasado primero de octubre, luego de deslizarse por una cuerda desde el tercer piso de la clínica La Sabana en Bogotá, donde funciona un consultorio ontológico.

La fuga de la ex congresista del Atlántico ha generado duros cuestionamientos en contra del Inpec y las autoridades. Familiares, líderes de barrio y allegados cuentan quién es y cómo llegó a la política.

Merlano Rebolledo llegó a convertirse en una poderosa fuerza política dentro del conservatismo tras conquistar la más alta votación para la Asamblea del Atlántico en 2011 con 39.347 apoyos y una envidiable votación al Senado  en 2018 cuando cautivó 67.178 electores. Esta curul no alcanzó a ocuparla.

El nombre de la ex congresista, de 43 años, es tal vez el más mencionado en la última semana, pero también el que menos quieren escuchar líderes de barrio, políticos y hasta algunos amigos que ahora niegan cualquier vínculo con la ex congresista, al punto de que varios de ellos han borrado de sus redes sociales cualquier señal que los vincule con la entonces líder política.

Pero ¿quién es la mujer que para algunos es una villana, que representa la corrupción electoral del país, y para otros es una víctima del poder del mundo político?

La líder de la cuadra

Todo empezó en un barrio del sur occidente de Barranquilla. La calle 45H con carrera 4, en Buenos Aires, fue testigo de los primeros pasos de Aida Merlano en la política.

Emperatriz Ahumada, quien la cuidó durante muchos años, recordó que desde muy pequeña Merlano mostró su capacidad de liderazgo, fácil expresión oral y disposición de ayudar a los demás.

Comenzó liderando actividades recreativas y organizando fiestas para financiar la compra de los regalos que serían repartidos en Navidad a los niños de su cuadra.

“Ella era muy creativa. Se inventaba muchas cosas para conseguir recursos para que los pelaos del barrio tuvieran juguetes en Navidad”, afirmó Emperatriz.

Según su relato, Merlano terminaba convenciendo a los vecinos de participar masiva-mente en las actividades, que fueron muy populares en su momento y copiadas por líderes de otras cuadras de Buenos Aires. Para esa época Aida Merlano ya contaba con 14 años de edad.

Su dinamismo, popularidad y personalidad hicieron que su padre, Domingo Merlano, viera en ella una líder innata para continuar su legado político. Domingo, desde muy joven, había estado vinculado a varios caciques políticos del departamento, entre ellos Fuad Char Abdala, José Name Terán y Roberto Gerlein.

“El gusanito de la política le picó desde muy temprano. Su papá y su mamá tuvieron mucho que ver en eso”, expresó Emperatriz cuando se le preguntó por los primeros pasos de Merlano en la política.

El camino a la política

La misma Aida contó en una entrevista que concedió a este medio, el 5 de octubre de 2015, que su carrera política había comenzado a la edad de 15 años, siempre con la Casa Gerlein. “Mis padres son netamente políticos, y desde esa edad estoy activa en este terreno”, contó en su momento Merlano.

Siendo apenas estudiante en el colegio Rafael Borelly se convirtió en una fiel y apasionada seguidora del senador Roberto Gerlein y de “las ideas que él promovía a favor de la familia, los principios y los valores”. “Yo me identifico mucho con él, siempre ha sido mi inspiración, mi ejemplo y mi modelo”, dijo en ese momento.

Cuando tenía unos 18 años sus padres decidieron cambiar de residencia. Llegaron a vivir a la Ciudadela 20 de Julio. Para ese momento ya “la respetaban y seguían” en casi todas los barrios aledaños.

Su pasión por la política la llevó a convertirse en la coordinadora electoral de Gerlein en el sur de Barranquilla que, según ella, conocía como la palma de su mano, y más adelante en la ‘niña mimada’ de los hermanos Roberto y Julio Gerlein por su efectividad a la hora de cristalizar los apoyos en votos.

En ese momento conoció a José Manzaneda, con quien empezó una relación y terminó casándose a los 19 años. Su actividad política continuaba y cada día se hacía más popular entre los muchachos y los líderes de barrio, según contó Emperatriz Ahumada. Ahora vivía en La Unión.

Un año después nació Karolyne Manzaneda Merlano, su hija mayor, que en enero pasado se cambió su nombre por Aida Victoria Merlano Manzaneda. Hoy, esta joven afronta serios problemas judiciales tras la fuga de su mamá. Está detenida y enfrenta cargos por uso de menor para cometer delito y fuga de presos.

Merlano y Manzaneda tuvieron un segundo hijo, Esteban, quien está próximo a cumplir 18 años.

Varios años después, tras haberse separado de Manzaneda, Merlano Rebolledo contrajo matrimonio civil con el actual concejal Carlos Rojano, también conservador gerleinista –el más votado al Concejo en 2011 con más de 15 mil votos–. Aunque se separó de Rojano, siguieron haciendo política juntos, al punto de que en 2014 él fue su jefe de campaña a la Cámara de Representantes.

Emperatriz Ahumada contó que el matrimonio con Rojano no fue bien visto por la madre de Merlano, Aidé Rebolledo. De hecho, ella no asistió a la ceremonia realizada en un salón de eventos ubicado en el norte de Barranquilla.

Uno de sus vecinos relató que en ese momento la relación entre la madre y la hija se resintió. “Ellas se distanciaron un poco tras ese matrimonio. Es que mucha gente decía que él se había casado por interés  político”.

La fuerza política

En la pasada campaña política a la Gobernación del Atlántico, Merlano vivió uno de los momentos álgidos de su carrera política. Se le responsabilizó de sabotear actos proselitistas de Eduardo Verano, candidato por el Partido Liberal, enviando caravanas de ciclistas a un acto similar al del aspirante ‘rojo’.

Merlano lo negó, diciendo que estaba en todo su derecho a hacer propaganda por sus candidatos.

“Yo me atrevo a recomendar candidatos, la gente confía en mí”, fue el argumento que esgrimió cuando se le preguntó por lo ocurrido. En esa campaña, en contravía con los lineamientos del partido, Merlano decidió apoyar la aspiración de Alfredo Varela. Ella dijo en ese entonces que Varela marcaba bajito en las encuestas y que se disparó “a raíz de mi respaldo”.

“Los candidatos que yo apoyo obtienen votaciones arrolladoras, pero es por el cariño y la aceptación de la gente hacia mí”, dijo.

“No creían que ella fuera capaz de lograr mayoría de votos, respaldo de fuerzas políticas y apoyo de líderes”.

¿Te ha sido de utilidad este anuncio
[Total Votos: 1 Average: 5]

Mas leidos

To Top
Necesita Ayuda? Hablemos