ACTUALIDAD

> Duque busca acuerdos sin mermelada

ivan Duque Presidente
Duque busca acuerdos sin mermelada

El presidente hace un balance de su primer año y habla de las metas en lo que resta de su periodo.

Al cumplir su primer año como presidente de la república, Iván Duque parece comenzar a trazar un camino propio, y para ello reafirma que el Centro Democrático, su partido, no es la única colectividad en el Gobierno.

Al realizar un balance de lo que hizo en esta primera etapa de su administración, Duque no vacila en asegurar que este periodo sirvió para cumplir lo que prometió en la campaña presidencial y, con evidente satisfacción, enumera que como gobernante ha cumplido todo lo que ofreció como candidato. 

Por lo demás, el país considera, en general, que el Presidente está enfrentado a una profunda polarización política, y no faltan quienes afirmen que, a veces, Duque tiene que contrariar hasta a su propio partido para no ceder a las exigencias del ala más radical de su colectividad, la cual pretende imponer medidas que muchos consideran abiertamente populistas, sin prever ni atender las graves consecuencias futuras que estas provocarían, de acuerdo con las opiniones de los ministros del actual gabinete.

Quien haya escuchado hablar a Duque durante este año, el primero de su gobierno, y quien haya observado su sistema de trabajo, seguramente pudo concluir que no estaba ante un gobierno cesarista ni promesero. En general, los analistas coinciden en que Duque dejó la impresión contraria: la de ser un gobernante sereno, sosegado y tranquilo, nunca pendenciero ni provocador, ni mucho menos camorrista. Por eso, los observadores repiten que Duque está trazando su propio camino: analista, conciliador, no politiquero. 

Pero el presidente Duque no habla del tema. Se lo advierte mucho más interesado (que no asombrado) por la magnitud de los problemas que enfrenta. Cuando los analiza no parece meditar sobre la medida del conflicto, sino en la forma de solucionarlo, con lo que él define como su gran propósito: Acertar.

¿Qué balance hace usted de su primer año de gobierno?

Nuestro balance es positivo. Propusimos un pacto nacional alrededor de la equidad, del cierre de las brechas sociales entre los colombianos, y ya está en marcha. Le prometimos al país que la economía tenía que reactivarse y crecer, y lo estamos cumpliendo de acuerdo a las más recientes estadísticas. 

Le prometimos al país que fortaleceríamos la legalidad y combatiríamos el narcotráfico, y frenamos en seco los cultivos ilícitos y hemos erradicado 80.000 hectáreas en este primer año. 

Le prometimos al país que sanearíamos las finanzas del sector salud, y aprobamos el acuerdo de punto final. Le prometimos al país que crearíamos programas de mejoramiento de vivienda, y 61.000 hogares ya son hoy beneficiarios de casa digna, vida digna.

Le prometimos al país conectar a los colombianos porque conectividad es equidad, y ya es hoy realidad la Ley de Modernización de las TIC. Prometimos que el Estado llegaría con los servicios básicos a los hogares rurales, y 16.000 familias tienen hoy luz, algunas con paneles solares. 

Pero parecería que en materia vial y de infraestructura no son buenas las cifras…

Eso no es exacto. Destrabamos 21 proyectos viales estratégicos de los 29 que recibimos. Estamos cumpliendo, ahí también, con lo que prometimos.

¿Cuál considera que ha sido su mayor éxito como gobernante?

Tengo muchas satisfacciones, pero nuestro deber es no estar nunca conformes. Siempre tenemos que lograr más por el bien del país. 

En materia de crecimiento económico, ¿cree usted que vamos bien?

Logramos pasar de un crecimiento débil del 1,4 por ciento en el 2017 y en los primeros trimestres del gobierno llegamos al 2,8 por ciento con una expectativa superior al 3 por ciento para este año, lo cual nos sitúa por encima del promedio de crecimiento regional y global. 

Y sobre siembras de coca y, en general, orden público, la verdad es que todas las noticias parecen buenas…

Registramos por primera vez en siete años una reducción del área sembrada de coca. Los homicidios disminuyeron en un 4 por ciento en lo que va corrido del año, y desmantelamos estructuras criminales como las de alias Guacho, David, Cadete, Orejas y decenas más; golpeamos el microtráfico y mejoramos los indicadores contra el contrabando, entre otros. 

¿Y, en materia social, cuáles son los logros que más lo satisfacen?

En un año, más de 400.000 colombianos han recibido el agua potable y más de 450.000 personas tienen alcantarillado.

Hemos entregado más subsidios de vivienda que en los cuatro años anteriores, y hoy más de 60.000 colombianos se han beneficiado del mejoramiento de vivienda.

A esto hay que agregarle que 47.000 jóvenes están llegando gratuitamente a la universidad, que más de 16.000 familias cuentan con luz eléctrica y que más de 17.000 pequeños productores del campo están en esquemas de agricultura por contrato, recibiendo contratos a precio justo y fijo, sin intermediarios. 

Pero hubo también fracasos. ¿Cuál considera que fue el mayor?

Más que fracaso, creo que debemos aprender algunas lecciones en lo referente a poder avanzar en una justicia más cercana al ciudadano.

No logramos sacar adelante nuestra reforma, pero creo hoy que no se puede tratar de una reforma, sino de un conjunto de medidas que nos permitan mejorar el servicio de justicia.

Aprendiendo de estas situaciones es que la ministra Margarita Cabello ha presentado un paquete de medidas que mejoran muchos aspectos de la administración de justicia y de la administración judicial.

¿Te ha sido de utilidad este anuncio
[Total Votos: 3 Average: 5]

Mas leidos

To Top
Necesita Ayuda? Hablemos