ACTUALIDAD

Los pecados detrás de la renuncia del alcalde de Bucaramanga

ALCALDE BUCARAMANGA

ALCALDE BUCARAMANGA

En una cama de una clínica privada de Bucaramanga, el polémico Rodolfo Hernández Suárez redactó su carta de renuncia a la alcaldía de esa ciudad.

La decisión la tomó luego de que EL TIEMPO reveló que la Procuraduría lo suspendía de nuevo, esta vez por presunta participación indebida en política.

“Salgo a la calle a defender los derechos de los bumangueses a elegir a un alcalde de los ciudadanos, para que estos corruptos no vuelvan nunca más a gobernar nuestra ciudad”, dijo.

Hernández, bajo la lupa de la Procuraduría desde hace meses, estaba haciendo referencia a un par de episodios que fueron interpretados por políticos locales como un claro guiño al candidato a la alcaldía Juan Carlos Cárdenas, del movimiento Ciudadanos Libres.

Hace un par de semanas, en un canal local, dijo que un candidato –que no mencionó– estaba comprando votos a 250.000 pesos, por lo que sugería a los bumangueses que “no voten por un alcalde politiquero, voten por un alcalde de los ciudadanos”.

Esta última frase es similar al eslogan de Cárdenas.“Colombia ha perdido definitivamente el rumbo de su democracia. Es por esta aberrante patraña que se ha montado contra mí y contra los bumangueses de bien que renuncio a la alcaldía”, enfatizó Hernández.

Fernando Carrillo, procurador general

El procurador Fernando Carrillo le pidió al exalcalde Rodolfo Hernández que le dé la cara a la justicia..

Sin embargo, el procurador Fernando Carrillo le salió al paso a Hernández y lo conminó a que afronte los procesos en su contra.“Espero que le ponga la cara a la justicia, porque tiene múltiples problemas disciplinarios. Como resultado de muchas investigaciones también hay problemas penales al interior de su propia familia”, precisó Carrillo.

Los correos y las basuras

En efecto, la supuesta participación indebida en política es la indagación menos grave en su contra.

En agosto pasado, la Procuraduría le formuló cargos disciplinarios al ahora exalcalde por presuntas irregularidades en el denominado escándalo de Vitalogic.

El caso hace referencia al proceso de selección para el tratamiento, transformación y disposición final de las basuras de 16 municipios de Santander que hacen uso del relleno sanitario El Carrasco, de Bucaramanga: un contrato de 750.000 millones de pesos a 30 años.

En su momento, el Ministerio Público emplazó al exmandatario por interés indebido en los procesos de selección de la tecnología que convertiría la basura en energía, entre otros cargos.

“Al parecer, (lo hizo) en provecho de su hijo Luis Carlos Hernández Oliveros, quien obtendría un beneficio económico si el contrato se celebraba con los representantes de la tecnología WastAway en Colombia”, se dijo en su momento.

Mas leidos

To Top
Necesita Ayuda? Hablemos