ACTUALIDAD

Rafael Orozco: 25 años de un asesinato que sacudió al país

rafael-orozco

El cantante del Binomio de Oro Rafael Orozco Maestre fue asesinado de nueve tiros en 1992.

“Se fue el poeta y hasta el poema murió”, dice una de las estrofas de la canción Muere una Flor del Binomio de Oro, canción interpretada por Rafael Orozco en el álbum El Caché, en el año 1980.

Hoy ese poeta sigue en la memoria de todos los seguidores del folclor vallenato y aunque no fue propiamente quien escribió todos esos poemas hechos música, sí los cantaba con tanto sentimiento y entrega que se volvían de su autoría.

El jueves 11 de junio de 1992, Barranquilla conoció la trágica noticia de que Rafael Orozco había muerto a manos de un hombre que le disparó nueve veces, causándole la muerte casi que de manera inmediata.

EL HERALDO de la fecha registró la noticia con el titular: ‘Asesinado Rafael Orozco’; y una reseña del crimen que dice:

“El cantante del ‘Binomio de Oro’ Rafael Orozco fue asesinado anoche en Barranquilla de nueve balazos, en la puerta de su residencia localizada en la calle 96 # 49 C – 166.

Un hombre alto, delgado, de piel blanca, que vestía pantalón blanco y camisa azul manga corta, acribilló al artista”.

De ese periódico se vendieron todos los ejemplares, tanto que conseguirlo fue una odisea para Jesús Altamar Fontalvo, un hombre de 73 años que hasta hoy conserva las páginas que anunciaron la muerte de su ídolo.

“Yo era vigilante en un edificio y estaba de turno cuando llegó el voceador con los periódicos y me preguntó “¿Supo que mataron a Rafael Orozco?”, ahí yo quedé paralizado, no lo podía creer, le dije que me vendiera un periódico de esos, pero no pudo porque los que tenía era para las personas suscritas”, comenta.

siempre-precios-bajos

Jesús Altamar muestra el periódico. Luis Rodríguez.

Al salir de turno, a las 7 a.m., Fontalvo recorrió varios lugares de la ciudad para encontrar un ejemplar del diario.

“Salí del trabajo y me fui a distintas droguerías y tiendas de la ciudad y nada, no había.

Caminé y hasta cogí un bus de puerto que me llevara donde podría comprarlo, pero eso voló como pan caliente.

Cuando llegué al centro fui a donde el ‘Nene’ Escudero, que toda la vida había vendido periódicos y revistas, y ahí fue que lo pude comprar a $500, 300 pesos más de lo que costaba”.

Hoy, ese hombre nacido en Santo Tomás, Atlántico, que tiene una colección de 62 casetes y 49 CD del Binomio de Oro, recuerda con tristeza que le quitaron la vida en un parpadeo a un “verdadero artista”.

“A mí todavía me da dolor y se me aguan los ojos, su manera de cantar sentimental y alegre no tiene comparación”, dice.

“Apenas se escucharon los disparos, sus familiares, encabezados por su esposa Clara Elena Cabello, salieron apresuradamente y al verlo de rodillas mortalmente herido, lo recogieron y lo trasladaron a la Clínica del Caribe en el Mercedes Benz de su amigo, el periodista Fabio Poveda, quien se lo había prestado en la mañana de ayer”, añade la noticia de aquel entonces.

Fabio Poveda fue un entrañable amigo de Orozco, tanto que en repetidas ocasiones el artista dijo lo cercanos que eran. “El amigo con quien más comparto es mi doble compadre Fabio Poveda Márquez”, reseñó EL HERALDO.

Su hijo, Fabio Poveda Ruíz, cuenta que su padre quería al cantante nacido en Becerril (Cesar) más que un amigo, como un hermano.

“Rafa fue el mejor amigo de mi papá, mi papá fue el mejor amigo de Rafa. Éramos una sola familia, compartíamos las vacaciones juntos. El cariño era muy grande”, recuerda.

“Cuando Rafa murió yo tenía 17 años, fue un gran amigo, una persona muy importante en mi vida. Sus hijas Kelly, Wendy y Lorraine son mis hermanas, las hermanas que nunca tuve.

El periodista Carlos Castillo Monterrosa, que fue muy amigo de Rafa, fue quien se lo presentó a mi papá y desde ahí nació esa amistad tan fuerte que ellos tenían”, evoca.

El historiador Jairo Soto cuenta que para junio de 1992, “vivíamos en una ciudad en la que musicalmente, Diomedes Díaz y el Binomio de Oro eran los dueños de la sintonía.

Las canciones de los dos eran esperadas y había una rivalidad sana entre ellos dos que generaba unos estilos muy diferentes frente a la organización de los grupos”.

Asimismo, recuerda que “Barranquilla que es salsera por tradición se había volcado al vallenato y los grandes conjuntos se residenciaron en la ciudad.

Rafael, por ejemplo, adoptó los símbolos de la ciudad, le hizo canciones al Junior, y andaba mucho con el Joe Arroyo, Juan Piña.

Él rompió la estructura del vallenato porque no hicieron una agrupación más, sino que crearon una empresa”.

Clara Cabello y Rafael Orozco, el día de su boda. Tomada de internet.

Según Ríos, los músicos cuentan que él les llamaba la atención incluso si no tenían los zapatos embolados. “Rafael decía que siempre debían estar impecables para presentarse ante el público, sobrios.

Mucha gente lo valoraba y respetaba por lo que significaba”.

La muerte repentina del compositor de Sólo para ti, la única canción que alcanzó a escribir, fue un golpe muy duro para los seguidores de su música.

“El sepelio de Rafa Orozco fue uno de los hechos sociales más importantes de la ciudad. Lo ocurrido en la velación fue algo impresionante, vino gente de todo el país y hasta de Venezuela, donde era muy querido.

Eso estuvo alimentado por el éxito que él tenía y la manera en la que murió generó un gran dolor en la gente”, añade Ríos.

Su partida dejó un vacío incalculable, no solo en sus seguidores que aún hoy recuerdan su música, sino en su esposa Clara y sus tres hijas, esas que 25 años después piensan en el hombre de sus vidas.

“Siempre lo recordaré con mucho amor y eso es fundamental, porque cuando uno ama no olvida y por eso sigo viviendo para él. Asimismo pienso que lo hacen sus seguidores y por eso es que pese al tiempo él sigue viviendo en nuestros corazones”, dice Clara.

Porta del disco ‘Somos el vallenato’ de 1984. elheraldo.com

header-vivacolombia

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas leidos

Smiley face
To Top